9 novelas históricas sobre Juana la Loca

9 novelas históricas sobre Juana la Loca

Juana I de Castilla, llamada «la Loca» (1479-1555), fue reina de Castilla de 1504 a 1555, y de Aragón y Navarra, desde 1516 hasta 1555, si bien desde 1506 no ejerció ningún poder efectivo y a partir de 1509 vivió encerrada en Tordesillas, primero por orden de su padre, Fernando el Católico, y después por orden de su hijo, el rey Carlos I.


1. Juana de Castilla (María Teresa Álvarez)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Intentaron quitarle todo cuanto era suyo. Crearon la leyenda de su locura. Y la encerraron durante cuarenta y seis años. Esta es su verdadera historia.

Juana de Castilla fue la reina con peor suerte de nuestra historia. Pudo ser la soberana más poderosa de su tiempo: reina de Castilla, León, Granada, Aragón, Navarra, Sicilia y las tierras de ultramar. Pero fue traicionada por todos los hombres de su vida: por su padre, el rey Fernando el Católico; por su marido, el archiduque Felipe el Hermoso, y por su hijo, el emperador Carlos.

Los tres ambicionaban algo que solo pertenecía a Juana porque, tras la muerte de Isabel la Católica, ella era la única propietaria de Castilla.

Y los tres lo hicieron todo para anularla de todas las formas posibles. Crearon la leyenda de su locura para quitarle todo cuanto era legítimamente suyo y la confinaron durante cuarenta y seis años en el castillo de Tordesillas. Ninguno se apiadó de ella. Sin embargo, ella logró resistir hasta el final.

Esta es la verdadera historia de Juana I de Castilla, novelada y reivindicada con inigualable maestría por María Teresa Álvarez.


2. El pergamino de la seducción (Gioconda Belli)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

En esta novela, histórica y contemporánea, Juana de Castilla regresa para contar su propia versión de los hechos.

La reina Juana de Castilla, hija y madre de reyes, es el personaje más carismático y fascinante de un período crucial de la historia de España. Hermosa, inteligente, segura y poderosa, se rebeló contra la represión y los abusos, y luchó sin descanso por ser fiel a sí misma. En 1509, con veintinueve años, fue declarada loca y encerrada en Tordesillas, donde permaneció hasta su muerte en 1555.

Cuatro siglos más tarde, a través de Lucía, una joven de asombroso parecido con la Reina Juana de Castilla, un historiador busca resolver el enigma de quien fuera más conocida como Juana la Loca. ¿Enloqueció de amor, como cuenta la historia oficial, o fue víctima de traiciones y luchas por el poder? Seducida por la pasión de la palabra, Lucía se adentra en un pasado que alterará su presente para siempre.


3. Juana la reina loca de amor (Yolanda Scheuber)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Juana I de Castilla, era la reina más preparada de todas las cortes europeas, sin embargo, la desconfianza y las traiciones de sus seres queridos le impidieron gobernar el reino que había heredado.

Juana la Loca era la legítima heredera del trono de Castilla y del trono de Aragón, tras la muerte de sus hermanos y nietos estaba destinada a ser la reina más grande de la historia de España. Le impidieron ocupar el trono que le correspondía las traiciones de su padre, Fernando el Católico, de su amado, Felipe el Hermoso y de su propio hijo, el emperador Carlos V.

En «Juana la reina loca de amor» acompañamos a la hija de los Reyes Católicos desde su nacimiento hasta su muerte, enclaustrada en contra de su voluntad, vejada y maltratada en el castillo de Tordesillas mientras que su padre, su marido y su hijo, se repartían el reino que a ella le correspondía.

La novela supone un ejemplo perfecto de biografía novelada, Yolanda Scheuber utiliza su estilo tan característico y poético para traernos esta historia llena de rigor histórico y literatura de alta calidad. Reivindica la figura de Juana de Castilla y nos lleva a conocer el amor que sintió por su esposo, la ternura con la que crió a sus hijos, la valentía con la que afrontó su destino y la abnegación con la que sufrió su encierro y las torturas a las que fue sometida y que, a la postre, la llevaron a la locura que históricamente se ha usado para minusvalorar a una mujer de una importancia vital en la historia de España.


4. Juana la reina traicionada (Álber Vázquez)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

En 1506, en Burgos, Felipe el Hermoso, el infame yerno de los Reyes Católicos, fallece en misteriosas circunstancias. Para todo el mundo es obvio que no se trata de una muerte natural. Pero, ¿quién habrá querido matarle?

Su viuda Juana, la reina legítima, ha de conseguir los apoyos necesarios para poder gobernar. Tiene que hacer frente a la terrible campaña de desprestigio que su marido inició contra ella para declararla loca y sentarse en solitario en el trono de la poderosa Castilla.

Así comienza la increíble historia de una mujer que lucha por no ser apartada de un lugar que, por derecho, le corresponde. Juana levantará el rostro y afirmará que nadie puede arrebatarle la corona que perteneció a su madre y que nada la imposibilita para reinar. Pero habrá de hacer frente a terribles enemigos, entre ellos su propio padre.

En este thriller histórico, narrado con excepcional pulso, todos ocultan sus motivaciones mientras un cadáver se dispone a vagar por los eternos campos de Castilla.


5. Juana la Loca (Brigida Gallego-Coin)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Una novela muy bien contada y documentada.

Juana fue la tercera hija de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando. Con 16 años la mandaron a Flandes para su boda con Felipe de Habsburgo, archiduque de Austria, con quien tuvo seis hijos. Pero la mala suerte se cebó con la familia. Sus hermanos mayores Juan e Isabel murieron muy jóvenes. También el hijo de Isabel y del rey de Portugal, su sobrino Miguel de la Paz.

Estas muertes prematuras la llevaron a convertirse en heredera de las Coronas de Castilla y Aragón cuando su madre Isabel la Católica dejó este mundo. Pero nunca reinó. Durante 46 años estuvo encerrada en Tordesillas. La ambición de su padre Fernando el Católico, de su marido Felipe el Hermoso y de su hijo el emperador Carlos jugaron en su contra. Con el cruel apodo de «la Loca», la vida de Juana I de Castilla continúa envuelta en el misterio.


6. La corona partida (Martín Maurel)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

26 de noviembre de 1504. Isabel, soberana de Castilla, de León y de Granada, muere en Medina del Campo dejando viudo a su poderoso marido, Fernando de Aragón.

En su testamento, Isabel nombra heredera a su hija Juana, casada con el archiduque Felipe de Habsburgo, y a quienes muchos consideran loca a causa de la pasión enfermiza que siente por su esposo. Juana nunca ha deseado la corona y desdeña el poder. Sin embargo, consciente de su responsabilidad ante la Historia, hará todo cuanto esté en su mano para cumplir la última voluntad de la reina Católica.

Para ello tendrá que enfrentarse a dos hombres implacables: su esposo Felipe y su padre, el rey Fernando, quienes ansían gobernar Castilla sin contar con la legítima heredera. La joven reina Juana se verá atrapada en una red de intrigas y traiciones. Un juego peligroso en pos del poder que involucra a nobles, cardenales, reyes e incluso al propio emperador germánico, y que amenaza con convertir el legado de Isabel la Católica, su madre, en una corona partida.


7. La reina comunera (José García Abad)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Juana la Loca y la revuelta de los comuneros.

Las ciudades castellanas se han levantado en armas contra el rey Carlos I con el grito de: «¡Comunidad. Viva el pueblo y abajo el mal gobierno!». Reprochan al joven monarca, que no se ha molestado en aprender una palabra del idioma de sus súbditos, la entrega de los cargos y sinecuras del reino a un grupito de cortesanos flamencos que se llevan a manos llenas los dineros castellanos a Flandes y que gobiernan de forma despótica sin respetar las costumbres y viejas leyes del país.

Los alzados niegan a don Carlos al estimar que la reina legítima es Juana I de Castilla, mal llamada «la Loca», quien nunca fue inhabilitada por las Cortes. Pero el movimiento comunero se irá radicalizando a lo largo de la contienda exigiendo que el pueblo participe en el gobierno.

En este ambiente, dos cronistas independientes, Jaime de Garcillán y Alonso de Torrelaguna, se involucran en la causa comunera y reciben una delicada misión llena de peligros: entrar subrepticiamente en el palacio de Tordesillas donde está encerrada doña Juana para conseguir el apoyo de esta. Si la reina firma, el reinado de su hijo Carlos se habrá terminado.

La novela narra los avatares de la relación de los revolucionarios con doña Juana, así como los intentos de los agentes de don Carlos para abortar esta operación. José García Abad cuenta con emoción, realismo y absoluto respeto a los acontecimientos los hechos de guerra que se produjeron y las traiciones y disensiones internas que llevaron a los dirigentes de la Comunidad al patíbulo.


8. Doña Juana de Castilla (Jakob Wassermann)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Jakob Wassermann consigue crear un personaje inolvidable, mediante el empleo de un lenguaje cargado de lirismo y profundamente conmovedor.

Juana I de Castilla, más conocida como Juana «la Loca», es uno de los personajes más incomprendidos de la historia de España. Hija, esposa y madre de reyes, desde pequeña fue instruida para vivir según los demás dispusieran.

En el relato que ahora presentamos, por primera vez traducido al castellano, se narra la vida de Doña Juana, desde su más tierna infancia hasta los últimos días de su solitaria existencia en el castillo de Tordesillas; acentuando el hecho capital que marcará su existencia, el matrimonio con Felipe «el Hermoso», archiduque de Austria.


9. La Loca (Cristina Fallarás)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

En un diálogo perfecto entre la actualidad y el siglo XVI, Cristina Fallarás recrea con esta novela la vida de una mujer que es la historia de muchas. Cuando la historia la cuentan las mujeres, todo cambia. Con el silencio de Juana todo se comprende.

«Desde que su padre la encerró y hasta su muerte, Juana la Loca, reina de Castilla, reina de Aragón, Valencia, Mallorca, Navarra, Nápoles, Sicilia, Cerdeña y condesa de Barcelona y duquesa titular consorte de Borgoña, permaneció encerrada en una sola estancia de Tordesillas. Repite conmigo: 46 años. 552 meses. 2.442 semanas. 17.094 días. 410.256 horas. Encerrada, a pesar de ser reina. Durante su encierro, Miguel Ángel pintó la Capilla Sixtina, estalló la Reforma protestante de Lutero y Maquiavelo publicó El príncipe. Memorízalo, hay datos que deben permanecer en la memoria para ser legados».

error: ¡Contenido protegido!