40 obras maestras de la literatura rusa

40 obras maestras de la literatura rusa

¿Cuáles son las mejores novelas rusas? Desde «Crimen y castigo» (1866) hasta «Anna Karenina» (1877), pasando por «Guerra y paz» (1865) y «Los hermanos Karamázov» (1880), esta lista de 40 libros debería darle una buena visión general, si está buscando una buena novela rusa para leer.

En el mundo de la literatura, los escritores rusos se encuentran entre los más importantes. Dostoyevski, Bulgákov, Tolstói, Gogol son nombres muy conocidos que han producido algunas de las obras maestras de la literatura mundial.


1. Crimen y castigo (Fiódor Dostoyevski)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Crimen y castigo (1866) es seguramente la obra más lograda de Fiódor Dostoyevski (1821-1881).

En esta parábola de transgresión y expiación, las elucubraciones de su protagonista Rodion Raskolnikov -nihilista descarriado por las teorías utilitaristas procedentes de Occidente- en torno al derecho de los hombres extraordinarios a utilizar el asesinato como medio para alcanzar fines superiores confieren al relato su carga ideológica.

Sin embargo, los argumentos doctrinales encaminados a justificar la muerte de una vieja prestamista se combinan de forma inextricable con el estudio psicológico del criminal, cuyo forcejeo y desgarro íntimos confieren a la novela sus excepcionales complejidad y hondura.


2. Guerra y paz (León Tolstói)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Situada entre 1805 y 1813, en la Rusia convulsionada por la amenaza napoleónica, «Guerra y paz» es una de las cumbres indiscutidas de la literatura universal.

Las andanzas y peripecias de cuatro familias de aristócratas (los Kuraguin, los Bezujov, los Rostov y los Bolkonsky) articulan esta poderosa novela que abarca todos los registros y eternas preocupaciones del ser humano -el amor, la muerte, el bien y el mal, el sentido de la existencia, la amistad, el desengaño…- y recrea una época histórica decisiva -desde las grandes batallas que valieron la gloria a Napoleón, como Austerlitz, hasta el incendio de Moscú y la retirada del ejército francés en medio del frío y de las penalidades- en un conjunto prodigioso que arrebata al lector.


3. El maestro y Margarita (Mijaíl Bulgákov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

El maestro y Margarita, que no vio la luz hasta 1966, es sin duda una de las obras maestras de la literatura del siglo XX.

Moscú, 1930. Sobre la ciudad desciende Satán bajo la forma de un profesor de ciencias ocultas, y suceden prodigios que trastornan la vida de los moscovitas.

Entre los afectados está Margarita, a la que Satán ofrece, a cambio de su compañía en una fiesta, la liberación de su amante, el maestro, que se encuentra en un psiquiátrico después de la mala acogida de su obra sobre Poncio Pilato (que esconde a la figura de Stalin) y Yehosua.


4. Lolita (Vladimir Nabokov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Lolita es sin duda una de las novelas más importantes del siglo XX, no solo por su sofisticación literaria, sino también por las controversias que ha generado desde su publicación hasta hoy.

Narrada en primera persona por un profesor cuarentón enamorado de niñas púberes a las que denomina “nínfulas”, la novela presenta la historia de la caída en los infiernos del héroe y de su víctima, la jovencísima Dolores.

Nabokov empuja el lenguaje hasta el límite mismo de la moral y escribe allí, frente al abismo, ni un paso más allá ni un paso más acá. La escritura exuberante e increíblemente precisa de Nabokov consigue dibujar de manera inigualable el retrato de las contradicciones del deseo, al mismo tiempo que bosqueja un paisaje de América transformada en geografía de la predación.

Escrita en inglés en 1955, fue considerada pornográfica y escandalosa, y rechazada por todos los editores americanos. Publicada finalmente en Francia por el editor de libros eróticos Maurice Girodias, no pudo ser distribuida libremente hasta 1959. Tras el fin de la censura, Lolita se convierte en un clásico de la literatura mundial.

En tiempos de MeToo y más allá de hipócritas prohibiciones puritanas, Lolita puede leerse hoy como una obra maestra y el retrato de una sociedad llena de secretos inconfesables. Extraordinaria, terrorífica, insuperable.


5. La hija del capitán (Aleksandr Pushkin)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

La obra de Aleksandr Pushkin (1799-1837) -reconocido unánimemente como el principal forjador de la literatura moderna rusa- sirvió de crisol donde se fundieron la precisión de la lengua escrita con la fértil fantasía de la lengua hablada.

En «La hija del capitán» (1836), bajo la influencia de Walter Scott, Pushkin, con una sinceridad alejada de la exagerada afectación romántica, se sirve de un hecho histórico -la sublevación del caudillo cosaco Yemelián Pugachov- para explorar literariamente uno de los temas constantes en la historia de la sociedad rusa: el conflicto entre un sistema despótico e injusto y un pueblo sometido y humillado, proclive a utilizar la figura de falsos mesías para defender su honor y liberar su ira contra el poder opresor.


6. Almas muertas (Nikolai Gogol)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Esta novela de Gógol está considerada como la mejor obra de su autor y como la primera novela moderna rusa.

El consejero colegial Pável Ivánovich Chichikov, un aventurero ambicioso, astuto y falto de escrúpulos, va de un lugar a otro comprando, robando y estafando para conseguir los títulos de propiedad de los sirvientes que aparecen en los censos anteriores pero que han muerto recientemente, los que se conocían como «almas muertas». Con estas propiedades como aval, planea conseguir un crédito para comprar una propiedad con «almas vivas».

Cuando en Europa todavía colean las ideas románticas, Gógol apuesta por describir, de un modo descarnado, cercano a la caricatura, las miserias de su sociedad y por extensión de todas las sociedades.


7. Padres e hijos (Iván Turguénev)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Padres e hijos, considerada como la obra cumbre de Turguénev y uno de los hitos del realismo ruso, logra romper las barreras del espacio y el tiempo y sorprender, todavía hoy, por la modernidad de sus planteamientos.

En el contexto de una Rusia sacudida por la reforma agraria y la abolición de la servidumbre, dos estudiantes, Evguéni Bazárov y Arkadi Kirsánov, regresan a sus casas, en provincias, después de tres años de ausencia.

El reencuentro con sus progenitores pone de manifiesto los conflictos generacionales a través de los cuales Turguénev hace un retrato magnífico de una sociedad que busca una salida a la profunda crisis en la que está inmersa.

De los diálogos y reflexiones de sus personajes, el autor hace fluir las teorías políticas, filosóficas y científicas del momento, de las que Bazarov, personaje central de la novela, se hace eco configurándose como el prototipo de personaje nihilista.


8. Un día en la vida de Iván Denísovich (Aleksandr Solzhenitsyn)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Es éste uno de los más conocidos y también más escalofriantes testimonios de la crueldad que sufrieron millones de deportados en los campos de trabajo soviéticos. Las terribles condiciones de vida y las vejaciones descritas con detalle por Solzhenitsyn en Archipiélago Gulag cobran aquí entidad literaria y, bajo la forma de novela, inmortalizan un drama que nunca caerá en el olvido.

El protagonista, Iván Denísovich Shújov, lleva encerrado ocho años –de una condena de diez– en un campo de trabajo situado en algún lugar de la estepa siberiana. Aunque en teoría se halla allí por «traición a la patria», la realidad es mucho más amarga: durante la guerra contra Alemania, Denísovich fue capturado por los nazis, pero logró escapar y reintegrarse en las filas soviéticas.

Se le acusó entonces de haber huido del ejército soviético con la intención de traicionar, y de regresar para ejercer de espía para los alemanes. A fin de evitar la condena a muerte, Denísovich reconoció los hechos de los que se le acusaba y fue mandado al Gulag. Éste es el relato de uno de sus días en el campo de trabajo.


9. Los hermanos Karamázov (Fiódor Dostoyevski)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Escrita entre 1879 y 1880, Los hermanos Karamázov es la última novela que escribió Fiódor Dostoyevski (1821-1881) y supone una síntesis de todas las inquietudes existenciales del autor.

Su compleja galería de personajes está presidida por Fiódor Karamázov, el padre, ruin, hipócrita, avaro, cínico y libertino, y por sus descendientes: Dmitri, sensual, orgulloso y cruel, pero también generoso y capaz de rasgos de bondad y sacrificio; Iván, un intelectual escéptico que niega la existencia de Dios y el amor al prójimo; Aliosha, un cristiano místico que opone al humanitarismo revolucionario y al nihilismo el amor a Dios y al prójimo, aunque tampoco es inmune a las sensaciones turbias que lo invaden, y finalmente Smerdiakov, el cínico y perverso hijo natural, carente de todo sentido de responsabilidad moral.

La obra, que tiene uno de sus puntos culminantes con el célebre relato del Gran Inquisidor, refleja una concepción del hombre como campo de batalla en el que luchan Dios y el Diablo, el bien y el mal.


10. Anna Karenina (León Tolstói)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Anna Karenina es, junto con la monumental Guerra y paz, una de las obras clave de Lev Tolstoi, en la que vemos todas las señas de identidad del gran realismo ruso: fina crítica social y multitud de personajes con una profundidad psicológica asombrosa.

Las desventuras de Anna Karenina y su afán por integrarse en una sociedad hipócrita que la margina por adúltera, pero perdona los desmanes de su amante, nos hacen reflexionar sobre la invisibilización de la mujer a la par que nos ofrecen un fresco monumental de la Rusia decimonónica y todas sus contradicciones.


11. Eugenio Oneguin (Aleksandr Pushkin)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

«Eugenio Oneguin», novela en verso, es una de las obras fundamentales de Pushkin y una de las novelas rusas más relevantes del siglo XIX.

El personaje de Oneguin encierra una dualidad en la concepción del mundo. Aunque hostil al «gran mundo», está a la vez inscrito e inmerso en él. Su individualismo tendente al escepticismo se convierte en la indiferencia de quien no tiene ningún objetivo ante la vida.


12. Cuentos imprescindibles (Antón Chéjov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Como el drama, el relato corto se ajusta al proyecto literario de Chéjov: «No he adquirido una perspectiva política, ni filosófica, ni religiosa sobre la vida… Tengo que limitarme a las descripciones de cómo mis personajes aman, se casan, tienen hijos, hablan y se mueren».

El genio de Chéjov estalla en esas pinceladas, retazos de vida crepusculares, pesimistas, a veces irónicos y siempre lúcidos, reflejo de una realidad que comienza a disolverse envuelta en su mediocridad y falta de aliento.

La presente edición reproduce que la selección de los mejores cuentos que realizó el escritor estadounidense Richard Ford y se los ofrece al lector hispanoparlante en una formidable traducción castellana.


13. El doctor Zhivago (Boris Pasternak)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

La compleja figura de Borís Pasternak no ha sido comprendida prácticamente hasta nuestros días. Poeta por encima de todo, traductor al ruso de Rilke, Verlaine y Shakespeare, fue acusado y postergado por su escritura «individualista».

«El doctor Zhivago» no es una novela contrarrevolucionaria ni tergiversa las ideas de la revolución. Describe en ella Pasternak, sin abiertas intenciones polémicas, la vida de un «testigo» de una de las épocas más trágicas de la historia rusa. Sólo a comienzos de 1988 esta novela fue publicada en Rusia.


14. El héroe de nuestro tiempo (Mijaíl Lérmontov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

A pesar de su prematura muerte en un duelo rodeado de circunstancias poco claras, igual que el que acabó con su coetáneo Pushkin, Mijaíl Lérmontov (1814-1841) es considerado como una de las figuras señeras de las letras rusas, tanto por su poesía como por la única novela que llegó a publicar, en 1840, ofrecida en el presente volumen.

Situados en los agrestes escenarios del Cáucaso y Georgia -la turbulenta y salvaje área fronteriza donde se desterraba o alejaba a los elementos revoltosos, como el propio Lérmontov-, el personaje en torno al cual giran todos sus episodios, que nos ofrecen así una visión del mismo desde distintas perspectivas, es Pechorin, El héroe de nuestro tiempo, figura que se inscribe en la tradición de los héroes románticos: hombres de acción, de espíritu inquieto, endiablados por el tedio, aristocráticos, lánguidos y desesperados, quienes, espoleados por la desesperación vital, desprecian el peligro y la misma existencia. 


15. Taras Bulba (Nikolai Gogol)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Taras Bulba, el viejo jefe, se reencuentra con sus dos hijos, Ostap y Andrés, que han estudiado en un seminario de Kiev; hay abrazos, peleas, un exacto fresco de lo que para un cosaco de ley significa la vida en familia. Más tarde, los tres se unen al ejército cosaco, que se lanza a la conquista de diversos dominios polacos.

Asistimos a combates, historias de amor, asedios y traiciones, junto a una recreación de las costumbres de época en aquellas duras estepas rusas. Las virtudes literarias de Taras Bulba supusieron el reconocimiento a la obra de Gogol y el inicio de su carrera literaria.

Aunque Gogol no volvería a escribir este tipo de novelas, el tiempo ha convertido a Taras Bulba, como Como Ivanhoe o El jorobado de Notre Dame, uno de esos personajes inolvidables que siempre saben ganarse la tranquila admiración de todos sus lectores.


16. Archipiélago Gulag (Aleksandr Solzhenitsyn)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Archipiélago gulag era el nombre de la red de campos de internamiento y de castigo soviéticos donde fueron recluidos millones de personas durante la segunda mitad del siglo xx.

En este monumental documento, Solzhenitsyn, que estuvo confinado en uno de esos campos, reconstruye minuciosamente la vida en el interior de la industria penitenciaria en tiempos de la Unión Soviética, y su disección se convierte en un viaje a través del miedo, el dolor, el frío, el hambre y la muerte, con los que el régimen totalitario acalló toda disidencia.

Con este primer volumen, al que le siguen dos más, se inicia la traducción íntegra, por primera vez en nuestro idioma, de este legendario testimonio –redactado entre 1958 y 1967– que estremeció los cimientos del totalitarismo comunista. La traducción se ha realizado a partir de la edición de 1980, revisada y ampliada por el autor, y considerada por él la definitiva.

Este primer tomo recoge las dos primeras partes («La industria penitenciaria» y «Perpetuum movile») de las siete que componen este relato del horror que vivieron millones de personas.


17. Nosotros (Yevgueni Zamiatin)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Mucho antes de que lo hicieran Huxley y Orwell, el ruso Yevgueni Zamiatin logra componer en 1920 esta sorprendente narración, la cual marca el inicio en toda regla de la novela antiutópica.

Una extraña poesía de precisión matemática reina por toda esta obra, que cargada de ironía, sigue advirtiéndonos, hoy más que nunca, de que nunca estaremos a salvo de la vocación totalitaria.

«Y nosotros, mis queridos lectores de otro planeta, iremos a visitarles para que vuestra vida sea tan ideal, racional y precisa como la nuestra…», dice el constructor de la nave.

Con los fenómenos de la globalización y cambio climático ya iniciados, la alerta sugerida por esta imponente novela tiene más vigencia que nunca.


18. El Don apacible (Mijaíl Shólojov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Primera entrega de la tetralogía que Mijaíl Shólojov dedicó a narrar las primeras décadas del siglo XX, con la I Guerra Mundial y la Guerra Civil rusa como trasfondo.

El Don apacible es una de las obras más leídas en la historia de la Unión Soviética. Ambientada en el valle del río Don a principios del siglo XX, con la primera contienda mundial y la guerra civil rusa como telón de fondo, la novela cuenta la historia de la familia Melejor.

Una obra maestra que se ha comparado a Guerra y paz.


19. El idiota (Fiódor Dostoyevski)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Escrita durante los años en que Fiódor M. Dostoyevski (1821-1881) deambuló por Europa acuciado por sus acreedores, enfermo y necesitado, El idiota (1868) es sin duda una de las cumbres de la literatura.

La novela, cuyo desarrollo gira en torno a la idea de la representación de un arquetipo de la perfección moral, tiene como protagonista al príncipe Myshkin -personaje de talla comparable al Raskolnikov de Crimen y castigo o el Stavrogin de «Los demonios»-, cuya personalidad, significativamente, da título a la obra.

Encarnación de cuantas virtudes se asocian al espíritu cristiano, Myshkin sin embargo, paradójicamente, no logra más que desbaratar junto con la vida propia, la de la mayoría de los que a él acuden.


20. La muerte de Iván Ilich (León Tolstói)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Publicada en 1886, La muerte de Iván Ilich es una de las obras maestras del escritor ruso Lev Tolstói. Aclamada por Vladimir Nabokov y por Mahatma Gandhi como la mejor de toda la literatura rusa, es una de sus últimas novelas, fruto de la crisis que el autor vivió al cumplir los 50 años y que superaría con un radical cambio.

Iván Ilich es un funcionario de la administración zarista cuya principal aspiración, como la de sus colegas, es escalar peldaños en su carrera para mantener su bienestar y así seguir formando parte del mundo burgués en el que ha vivido siempre.

Casado por conveniencia, al poco tiempo descubre el hastío que le produce la familia y centra su vida en el trabajo. Una monótona existencia que cambia repentinamente con la llegada de un importante personaje a su vida..


21. Corazón de perro (Mijaíl Bulgákov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Situada en el Moscú de 1924, Corazón de perro relata la transformación de un bondadoso perro callejero en un hombre insufrible, brutal y soez que acaba militando en el Partido Comunista.

El talento de Bulgakov para la sátira queda patente una vez más en esta narración en la que critica los intentos comunistas para crear el Nuevo Hombre Soviético, fiel a la patria como un perro a su amo, y transformar radicalmente la humanidad.

Su publicación fue prohibida en la Unión Soviética y solo pudo ser publicada en 1987, más de sesenta años después de haber sido escrita.


22. Vida y destino (Vasili Grossman)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Vida y destino consigue emocionar, conmover, y perturbar al lector desde la primera línea y resiste —si no supera— la comparación con otras obras maestras como Guerra y Paz o Doctor Zhivago.

En la batalla de Stalingrado, el ejército nazi y las tropas soviéticas escriben una de las páginas más sangrientas de la historia. Pero la historia también está hecha de pequeños retazos de vida de la gente que lucha para sobrevivir al terror del régimen estalinista y al horror del exterminio en los campos, para que la libertad no sea aplastada por el yugo del totalitarismo, para que el ser humano no pierda su capacidad de sentir y amar.

En la literatura hay pocas novelas que hayan logrado transmitir esto con tanta intensidad. Vida y destino es una novela de guerra, una saga familiar, una novela política, una novela de amor. Es todo eso y mucho más. Vasili Grossman aspiraba quizás a cambiar el mundo con su novela pero lo que es seguro es que Vida y destino le cambia la vida a quien se adentra en sus páginas.


23. La madre (Máximo Gorki)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

La personalidad controvertida, rebelde, inconformista, romántica y realista a la vez, de Máximo Gorki ha dado lugar a su estilo personal e inconfundible.

En su época, la popularidad social de Gorki se equiparó a la de Chéjov o Tolstói, tal era la fuerza que transmitía y el atractivo que sentía el público lector de la etapa más delicada en la historia de la fase revolucionaria rusa. Gorki soñó con hacer posible la consecución de una mejora en la vida social de los obreros brutalmente castigados por la industrialización, terminar con las injusticias sociales que herían hondamente el alma del hombre convirtiéndolo en un lobo para el hombre.

«La madre» está inspirada en los sucesos que se produjeron en la fábrica de Sornovo durante la revolución de 1905. La creencia ciega de Gorki en una verdadera y posible revolución capaz de mejorar la existencia del hombre está en muchos de los diálogos y en el contenido básico de esta novela.

El hombre, repetirá una y otra vez, «es la única maravilla sobre la tierra; todas las demás, son producto de su imaginación, inteligencia y voluntad creadora».


24. El jugador (Fiódor Dostoyevski)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Novela de indudable trasfondo autobiográfico, El jugador (1866) refleja los dos grandes impulsos -el juego y la pasión amorosa- que dominaron la vida de Fiódor Dostoyevski (1821-1881).

En medio de una galería de personajes desarraigados y trashumantes que deambulan por la ciudad-balneario de Wiesbaden (el «Roulettenburg» de la ficción), la patética figura de Aleksei Ivanovich personifica el goce y la angustia del tipo humano que acaba por canalizar toda su capacidad de protesta en la pasión por el juego como vía de acceso, mediante el dolor y el envilecimiento, a una libertad vorazmente deseada.


25. Ada o el ardor (Vladimir Nabokov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

La cumbre de la carrera de Nabokov: una de las más bellas, complejas e imaginativas visiones de la pasión amorosa que haya dado la literatura moderna.

Publicada por Nabokov al cumplir setenta años, Ada o el ardor supone la felicísima cúspide de su larga y brillante carrera literaria. Al mismo tiempo que crónica familiar e historia de amor (incestuoso), Ada es un tratado filosófico sobre la naturaleza del tiempo, una paródica historia del género novelesco, una novela erótica, un canto al placer y una reivindicación del Paraíso entendido como algo que no hay que buscar en el más allá sino en la Tierra.

En esta obra, bellísima y compleja, destaca por encima de todo la historia de los encuentros y desencuentros entre los principales protagonistas, Van Veen y Ada, los dos hermanos que, creyéndose sólo primos, se enamoraron pasionalmente con motivo de su encuentro adolescente en la finca familiar de Ardis (el Jardín del Edén), y que ahora, con motivo del noventa y siete cumpleaños de Van, inmersos en la más placentera nostalgia, contemplan los distintos avatares de su amor convencidos de que la felicidad y el éxtasis más ardoroso están al alcance de la mano de todo aquel que conserve el arte de la memoria.


26. Los cosacos (León Tolstói)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Novela situada en el Cáucaso, en la frontera chechena, en Los cosacos brilla la descripción viva de los hábitos y el carácter de este pueblo orgulloso y primario, libre y celoso de su autonomía, distribuido a lo largo de las fronteras del imperio zarista.

Allí, a una stanitsa o puesto fronterizo cosaco situado a orillas del río Terek, acude destinado desde Moscú Olenin, joven aristócrata que se alista como junker.

Sus vivencias y experiencias en este apartado lugar sirven a Tolstói para formular el conflicto que desata en el hombre refinado y civilizado, alienado por una cultura y una sociedad, la toma de conciencia de su irremediable separación de un mundo intuido, añorado y deseado, pero inconciliable con el ya grabado de forma indeleble en su formación y en su carácter.


27. Primer amor (Iván Turguénev)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Primer amor (1860) es uno de los mejores ejemplos de su capacidad para retratar como pocos los movimientos y pasiones del alma humana.

Pocos lectores, en efecto, podrán dejar de reconocer en mayor o menor medida un territorio ya visitado al leer el relato en primera persona del violento enamoramiento del que cae presa el adolescente Vladimir Petrovich por la joven princesa Zenaida Alexandrovna y de los incesantes, cambiantes y contradictorios sentimientos que experimenta –amor, vergüenza, ensueños, desconcierto, ilusión, desaliento, hastío, celos, dudas…– dentro del marco de una historia casi vulgar cuyo intenso e inexorable final abre las puertas de la edad adulta.


28. Los demonios (Fiódor Dostoyevski)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

El horrible crimen perpetrado en Moscú a finales de 1869 siguiendo órdenes del nihilista Necháyev, seguidor de Bakunin, fue la fuente de inspiración que sirvió a Fiódor Dostoyevski (1821-1881) para construir la trama argumental y perfilar los caracteres de los principales personajes de Los demonios.

Entre ellos destaca con fuerza Nikolai Stavrogin, figura atormentada que casi un siglo después habría de fascinar a Albert Camus y que introduce en la novela una dimensión teológica y metafísica que la lleva mucho más allá de la mera reconstrucción de la historia o de la diatriba política, propiciando el salto cualitativo que hace de esta obra sin duda una las más destacadas del gran autor ruso.


29. Envidia (Yuri Olesha)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

En apariencia crítica con la vieja mentalidad «burguesa» (recibió en su día los aplausos de una miope crítica oficial), Envidia es una sátira punzante, vertiginosa y magistral en favor de la libertad.

Andréi Bábichev es un ciudadano ejemplar. Orgulloso director de una fábrica de alimentos que quiere dotar de salchichas a las masas proletarias, ha asumido con entusiasmo la creación del Nuevo Hombre socialista. El azar lo lleva una noche a conocer a Nikolái Kavalérov, borracho y haragán que acaba de ser expulsado de una taberna.

Andréi lo invita a vivir en el sofá de su casa, pero su gesto fraterno apenas atemperará el odio teñido de envidia que este refunfuñón y anárquico representante de la libertad siente hacia su benefactor: «Lucho … por la ternura—reprochará más tarde a Bábichev—, por la inspiración, por la personalidad … por todas las cosas que trata de aplastar usted, “hombre admirable”».


30. La tormenta de nieve (León Tolstói)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

En un momento de notable crisis espiritual, Tolstói, basándose en la experiencia real de un viaje que emprendiera dos años antes, escribe La tormenta de nieve (1856).

Con una muy fuerte carga metafísica, nos describe, al amparo de las condiciones externas, un sueño y la presencia de la muerte, el punto de inflexión entre el conformismo y el coraje.

Memorable y entrañablemente poética, esta narración a medio camino entre la alegoría y el diario nos habla de la toma de conciencia de uno mismo y de sus retos.


31. Pabellón de Cáncer (Aleksandr Solzhenitsyn)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Es curioso que, en un período como el que ahora vivimos, amenazados por todo tipo de plagas, una novela como ésta, escrita en un tiempo hoy olvidado, en circunstancias tan distintas y con el pretexto de otra enfermedad mortal, suscite situaciones y reflexiones de tan acuciante actualidad.

Porque lo que trasciende fundamentalmente hoy de Pabellón de Cáncer es una verdad muy simple y, en principio, conocida por todos : la de que todos somos iguales ante la muerte. Iguales son incluso el joven Kostoglótov, un deportado con gran capacidad crítica, en el que no cuesta reconocer al propio autor, y el funcionario Rusánov, miembro del partido y delator implacable de los «enemigos del régimen».

En torno a ellos, todos los demás personajes, grotescos y tiernos, confinados entre cuatro paredes en circunstancias extremas, encarnan la evidencia de que el odio, el amor, el resentimiento, la envidia o las relaciones de poder y sumisión siempre tendrán, mientras haya vida, su razón de ser.


32. Diario de un joven médico (Mijaíl Bulgákov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Diario de un joven médico relata las peripecias y experiencias de un recién doctorado en Medicina que empieza a ejercer la profesión en el medio rural poco antes de la Revolución Rusa.

En este libro basado parcialmente en experiencias propias el lector encontrará historias emocionantes, estremecedoras, fieramente humanas, que anticipan ya al gran autor de El maestro y Margarita.

En él la juventud y la inexperiencia se abren a la vida y el tránsito a la definitiva edad adulta no se hace sin daño.


33. Resurrección (León Tolstói)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Marcada por la espiritualidad propia de la última etapa de Lev Tolstói (1828-1910), Resurrección (1899) no es sólo su última gran novela, sino también una de las más sugerentes e inolvidables.

En la Rusia zarista, marcada por tremendas desigualdades sociales, una joven de humildísima extracción seducida en su día por el príncipe Nejliudov, señorito rico y ocioso, y luego arrojada a la prostitución, se enfrenta a un juicio por robo y asesinato.

Entre los miembros del jurado se halla su antiguo seductor, quien, conmovido por las consecuencias de su pasado capricho, se propone redimirla.


34. Apuntes del subsuelo (Fiódor Dostoyevski)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Los Apuntes del subsuelo son una obra singular que reviste especial atractivo para el lector contemporáneo, pues constituye una de las primeras incursiones de la literatura en el dominio del individuo, en esa corriente de la conciencia con la que habría de familiarizarnos tanto el psicoanálisis como la literatura posterior.

Fiódor Dostoyevski (1821-1881) realiza así, en estas páginas, y a través del turbio narrador paralizado por el tedio, una vivisección del que empieza a ser el hombre moderno, el individuo que, descendiente del romanticismo y del racionalismo, se rebela contra ellos dispuesto a ejercer su libre albedrío aun cuando tal ejercicio vaya en contra de la razón y de la conveniencia y pueda incluso redundar en perjuicio de su provecho personal.


35. Ivánov | La gaviota | Tío Ványa (Antón Chéjov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Rechazando las convenciones y efectismos propios del teatro del momento, Antón Chéjov (1860-1904) aspiró a crear obras más contenidas y sutiles, exentas de didactismo y enjuiciamientos morales, en las que la vida se mostrara objetivamente tal y como es, con la complejidad y sencillez que reviste la cotidiana realidad.

El presente volumen reúne tres de sus obras más representativas: «Ivánov» tiene como protagonista a un activo representante del liberalismo ruso dominado ahora por la indolencia y la abulia; «La gaviota» condensa las reflexiones del autor acerca del arte y su función social, y «Tío Ványa» ofrece el contraste entre el hombre útil, activo y sensible a los problemas de la humanidad, y la vida rutinaria y soñolienta del hacendado de la época.


36. Historias de San Petersburgo (Nikolai Gogol)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Bajo el título genérico de «Historias de San Petersburgo» se reúnen los cinco relatos breves más sobresalientes de la obra de Nikolái Gógol (1809-1852), vinculados por el nexo común de estar situados en la capital de la Rusia imperial.

Junto a piezas tan célebres como «La nariz» y «El abrigo», encontramos otras, como «La avenida Nevski», «El retrato» y «Diario de un loco», que representan lo más característico del modo de contar del autor, a saber, su deliciosa combinación de sátira social, fantasía, ternura y compasión.


37. Sonata a Kreutzer (León Tolstói)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Un soberbio y desolador análisis de la naturaleza de las relaciones humanas, con la Sonata para violín y piano núm. 9 de Beethoven como fondo, que constituye uno de los relatos más intensos del genial escritor ruso.

Publicada en 1889, Sonata a Kreutzer, en la que se puede advertir un cierto aire autobiográfico, cuenta la historia de Pózdnyshev y de su mujer, de los primeros, idílicos años de su matrimonio, del progresivo deterioro del mismo, de cómo el amor y la entrega dejan paso al odio y la humillación.

Y habla también de los celos, unos celos que, con su ominosa presencia, acabarán envenenando la convivencia y a los que sólo el asesinato logrará poner fin.


38. La guardia blanca (Mijaíl Bulgákov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

Un retrato casi documental de las consecuencias sociales de la Guerra Civil rusa.

Entroncado en la gran tradición narrativa rusa y heredero natural de Gógol, Bulgákov narra la trágica disgregación de la familia Turbín en la guerra civil. Los hermanos Turbín, intelectuales monárquicos de Kiev, asisten incrédulos a las consecuencias de la caída del zar.

En uno de los inviernos más crudos del conflicto, iniciado con una revolución que aborrecen, y bajo la despiadada ocupación alemana, Alexéi, Elena y Nikolái tratan de sublimar su desesperación creando un fresco épico.

La guardia blanca, novela de trazos autobiográficos, tiene un carácter casi documental. Fue concebida como parte de una trilogía inacabada que daba constancia de la ferocidad de la revolución y la guerra, y que fue prohibida por el régimen estalinista.


39. Memorias de un cazador (Iván Turguénev)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

La obra de Turguénev representa un nuevo período en el desarrollo del realismo crítico ruso. En la década de 1840 fue el más destacado representante de la corriente ideológica literaria que se inspira en las esperanzas de ilustración de la nobleza.

Partícipe de la creación de la literatura de vanguardia y tratando de retratar objetivamente en su obra la vida de los campesinos, ofreció a sus contemporáneos y dejó a la posteridad un extraordinario ciclo de relatos, «Memorias de un cazador», que tanto por su tendencia, opuesta al tiránico régimen de servidumbre que imperaba en Rusia, como por su valor literario, marcó una época.

La publicación de «Memorias de un cazador» causó una profundísima impresión en los lectores rusos. Los reaccionarios la consideraron una «obra incendiaria» y el autor fue sometido por parte de las autoridades a una estrecha vigilancia.

La aldea rusa, sus campesinos, nunca habían sido descritos con tal profundidad psicológica y tanta simpatía. Su sagacidad práctica, su clara inteligencia, su sensatez, su honradez y magnanimidad se contraponen a menudo con la figura del terrateniente cruel, carente de moral e intelectualmente limitado.


40. La defensa (Vladimir Nabokov)

Comprar en Amazon ES Comprar en Amazon USA

El descubrimiento del ajedrez supone para el gran maestro Luzhin, protagonista de esta novela, la revelación de un orden de impecable armonía donde encontrar refugio contra las tribulaciones de su desdichada adolescencia. A partir de ese momento da comienzo su brillante carrera como campeón en ese juego, que pronto se convierte en una obsesión que absorbe su vida por completo.

Luzhin comprende, demasiado tarde, que tal obsesión amenaza con destruirlo y que el instrumento escogido como defensa contra el desorden y los agravios del mundo es también un arma que finalmente se vuelve contra él mismo, hallándolo en la más patética indefensión.

Todos los elementos de la trama se hallan sutilmente enlazados en un juego de correspondencias y de calculados golpes de efecto supeditados con inimitable sabiduría a una estructura que, deliberadamente, recuerda aquí a una elegante, astuta e implacable partida de ajedrez.

error: ¡Contenido protegido!